México Turbio, de Patricia Aridjis

Habitante de Nuevo Torno Largo, comunidad que vive frente una planta de Pemex, y dónde hay un índice muy elevado de cáncer infantil, entre otras anomalías de salud. @2013 Patricia Aridjis

Habitante de Nuevo Torno Largo, comunidad que vive frente una planta de Pemex, y dónde hay un índice muy elevado de cáncer infantil, entre otras anomalías de salud en la población. @2013 Patricia Aridjis

Hace unas semanas, cuando tuve la oportunidad de acompañar a Patricia Aridjis a su trabajo de campo en Nuevo Torno Largo, ella tuvo la gentileza de invitarme a escribir el texto de presentación para la muestra México Turbio que se inauguró el pasado viernes 19 de julio en el Centro de la Imagen de Tabasco. Fue un honor para mí, ya que recuerdo que yo y otros amigos fotógrafos que coincidimos brevemente en el diario Milenio de Tabasco hace 10 años admirábamos mucho su trabajo, que en ese entonces se publicaba en el dossier fotográfico Mirador, a cargo del editor Fernando Villa del Ángel.
La exposición estará visible durante al menos un mes en la galería ya citada, ubicada en la Zona CICOM y es una gran oportunidad para apreciar este trabajo que Patricia ha realizado con apoyo del Sistema Nacional de Creadores de Conaculta.

Sigue leyendo

Un día con Patricia Aridjis

Patricia Aridjis en Nuevo Torno Largo, Tabasco. ©2013 Francisco Cubas

Patricia Aridjis en Nuevo Torno Largo, Tabasco. ©2013 Francisco Cubas

Como todo origen es arbitrario, podríamos ubicar el germen de esta historia en la milenaria ciudad de Tire, cuna del abuelo de Patricia Aridjis. Él pertenecía a la ancestral colonia griega que fue expulsada luego de la derrota en la guerra greco-turca de 1922. Aquel veterano de la Primera Guerra Mundial tal vez intuyó que la guerra estaba muy lejos de acabarse en Europa. El caso es que alguien, en alguna embajada, le mencionó México como un buen lugar para emigrar. Y así, sin saber español ni conocer a nadie se embarcó. En el DF conoció y se casó con una joven de Contepec, un pequeño pueblo michoacano donde procrearía cinco hijos (el menor de ellos es el poeta Homero Aridjis) y donde, una generación más tarde, nacería Patricia.

“Yo creo que de ahí me viene mi espíritu aventurero, de mi abuelo”, dice sonriente, y  me cuenta cómo al terminar la carrera de Comunicación en la UAM se fue de mojada a Estados Unidos en compañía de una amiga, “para ver qué pasaba”. Pasaron al otro lado, a San Diego, “y todo salió mal”, prosigue Patricia, “quienes nos iban a dar hospedaje nunca aparecieron, nos quedamos sin dinero y terminé limpiando mesas en un restaurante para poder regresar a México”.

Sigue leyendo